Inicio * FAQ * Enlacemonos * Radio Colonia Online * Radio El Mundo Online *


¿Quousque tandem abutere, Cristina Kirchner, patientia nostra? ¿Quam diu etiam furor iste tuus nos eludet? ¿Quem ad finem sese effrenata iactabit audacia?


EL PUEBLO QUIERE SABER: Todos los días se descubren nuevos actos de latrocinio y corrupción del kirchnerismo. ¿Cuánto le costará al país los desmadres del KIRCHNERATO?

jueves, 29 de diciembre de 2011

La nueva carrera espacial se libra entre empresas privadas

El cofundador de Microsoft Paul Allen competirá con el SpaceShipTwo de Richard Branson.

Desde mucho antes que el hombre pisara por primera vez la Luna, en 1969, el espacio ya se había convertido en una obsesión de grandes y niños.

Transcurrieron más de 35 años del "gran paso para la Humanidad" para que la posibilidad de que cualquier persona con mucho dinero pueda darse un paseíto fuera de la Tierra esté cada vez más cerca.

Al extravagante avión SpaceShipOne, en el que se hizo el primer vuelo comercial suborbital en 2004, se suma ahora una aeronave de gran porte que puede a mitad de vuelo lanzar un cohete para enviar cargamentos -y humanos a distintas órbitas-. Aseguran que este invento podría ser el futuro de los viajes espaciales.

El multimillonario filantrópico y cofundador del gigante informático Microsoft, Paul Allen, está detrás del proyecto. La primera prueba de vuelo a cargo de la compañía de Allen, Stratolaunch Systems, se haría en 2015, y sus socios en el emprendimiento prometen que revolucionará los viajes espaciales en la era posterior a los transbordadores espaciales.

El empresario, fundador de Microsoft, retoma la idea de Virgin Galactic, una empresa dentro de Virgin Group del británico Sir Richard Branson, que trabaja con dos prototipos (SpaceShipOne y SpaceShipTwo) para realizar vuelos espaciales suborbitales tripulados.

En el futuro Virgin Galactic planea ofrecer también vuelos orbitales, al parecer, el nuevo desafío de la empresa privada por dominar el espacio. Virgin ya tiene un tarifario para viajar en vuelos suborbitales: 200.000 dólares aproximadamente. La idea es que en un futuro cercano los pasajes cuesten unos 20.000 dólares y sigan bajando con el tiempo, como con todo emprendimiento privado, hasta alcanzar una accesibilidad popular.

video

Animacion del viaje en la Nave Virgin Galactic

La aeronave que acaba de presentar Stratolaunch Systems, de Allen, utilizará seis motores de aviones Jumbo 747, con un cohete anexado construido por SpaceX, y sería capaz de lanzar cargamento, satélites y, algún día, humanos, a órbitas bajas de la Tierra. Aunque la empresa rechazó divulgar cuánto dinero estaba invirtiendo, Allen dijo que se rá más que lo que se gastó en SpaceShipOne, que costó unos 25 millones de dólares.

video

Stratolaunch Systems, proyecto de Paul G. Allen

"Por primera vez desde John Glenn, Estados Unidos no puede enviar sus propios astronautas al espacio", dijo Allen hace un tiempo, en referencia a la retirada de los transbordadores espaciales este año y en referencia al primer norteamericano en orbitar la Tierra a bordo de la nave Mercury 7, en 1962.

"Hoy estamos en la aurora de un cambio radical en la industria del lanzamiento espacial", agregó, al prometer mayor flexibilidad y mejores costos para las misiones con cargas y con humanos al espacio en el futuro.

Este proyecto "mantendrá a Estados Unidos a la cabeza de la exploración espacial y dará a los niños de mañana algo que buscar en el cielo por las noches y algo con que soñar", explicó el cofundador de Microsoft.

Lo cierto es que con la salida del ruedo de los trasbordadores de la NASA el espacio quedó en manos de los emprendimientos privados. El que logre dominar comercialmente esos confines no sólo pasará a la historia, sino que también habrá descubierto una mina de oro espacial.

En 2009, la agencia de viajes Biblos comenzó a comercializar en la Argentina pasajes al espacio en la aeronave de Virgin Galactic. Las expectativas de que pronto habría un turista espacial argentino aún no se concretaron.

En el mundo ya existen 370 personas que reservaron un lugar en las naves de Virgin Galactic, y la empresa logró 50 millones de dólares de depósitos realizados a la espera de la finalización de las pruebas para echarse a volar al espacio. Hay, además, otras 800.000 personas que pusieron su nombre en la lista de espera, que inicia su cuenta regresiva en 2012 con los últimos vuelos de prueba antes de oficializar los viajes comerciales en 2013 como la primera aerolínea espacial.

No hay comentarios:

Publicidad


Photobucket

Publicidad

 photo Laura-web_zps5b8a06ee.gif Photobucket

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Publicidad

 photo Estudio-juridico-puricelli-pinel450x100_zpsdea8ab8a.gif
CCFVLS
+++++
+++++

Enlacenos

****************
****************

Noticias, opinion y actualidad

Entidades - Asociaciones - ONG - Partidos Políticos


Arte - Cultura - Educación - Formación - Historia - Cine – Series

Entretenimiento - Humor - Juegos

Empresas - Servicios - Tecnología - Mujer - Moda – Belleza

Seguidores