Inicio * FAQ * Enlacemonos * Radio Colonia Online * Radio El Mundo Online *


¿Quousque tandem abutere, Cristina Kirchner, patientia nostra? ¿Quam diu etiam furor iste tuus nos eludet? ¿Quem ad finem sese effrenata iactabit audacia?


EL PUEBLO QUIERE SABER: Todos los días se descubren nuevos actos de latrocinio y corrupción del kirchnerismo. ¿Cuánto le costará al país los desmadres del KIRCHNERATO?

sábado, 11 de abril de 2015

NO AL OLVIDO

NO AL OLVIDO Calendar abril 11, 2015 | Posted by Malú Kikuchi Por Malú Kikuchi (11/4/2015) El olvido es un defecto o una cualidad, depende. Olvidar es el hecho de no recordar algo concreto. Somos capaces de recordar informaciones insignificantes en cantidades astronómicas. Los pueblos alejados de la lecto escritura, depositan en la memoria de sus ancianos, los hechos vividos a través de las generaciones de sus pueblos. Para no olvidar. Pero también es infinita nuestra capacidad de olvido, por regla general de hechos que nos han sido dolorosos, o simplemente molestos. Hechos que de alguna manera percibimos que van a afectar nuestra elegida forma de vida, o amenazan nuestro futuro, o nos obligan a cambiar las decisiones que habíamos tomado. Aunque sólo sea nuestra manera de pensar. Y no hay mejor aliado del olvido, del olvido deseable o del olvido ominoso, que el paso del tiempo. Es el caso del asesinato del fiscal Alberto Nisman, que a medida que pasan los días, no se llega ni siquiera a la conclusión de si fue un asesinato o un improbable suicidio. Da la sensación que se pretende que el tiempo entierre definitivamente a Nisman, sin aclarar nada. El fiscal murió, asesinado (es lo que creo), o suicidado por inducción o decisión personal (altamente improbable), el 18 de enero de este año. ¿O el 17 de enero? ¿Sábado tarde en la noche o domingo sobre mediodía o…? En 2015, en un país que no es Sudán (con las disculpas del caso), con métodos de investigación policiales y médico/forenses, razonablemente adelantados ¿todavía no se estableció la hora de la muerte? Todos recordamos las primeras declaraciones de la fiscal Fein después de la autopsia, “Lamentablemente, no es un suicidio”. Bondadosamente se le atribuyeron las penosas palabras al hecho de: “me quiero ir de vacaciones, hace más de 1 año que no me las tomo, las tango pagas y me cae esto encima. ¡Al borde la jubilación y con un caso de esta envergadura!” Y se pensó, “pobre Fein, el caso le queda grande”. Pero con el correr de los días y las informaciones periodísticas y las declaraciones de la testigo de calle, Natalia Fernández, sobre el irrespetuoso y poco profesional tratamiento de la escena del crimen, Fein dejó de ser “pobre Fein”. Con la entrada en escena de la ex pareja de Nisman, la jueza federal Arroyo Salgado, querellante en nombre de sus hijas, ex suegra y ex cuñada, llevando su propio equipo de investigadores, el asesinato es cada vez más creíble. Los manejos del poder judicial, tan empastados, tan confusos y tan rápidos, en un poder que es famoso por lo lento, los delatan. La denuncia de Nisman, a partir de la firma del memorándum de Argentina con Irán “para aclarar el tema AMIA”, de la presidente y su canciller, por traición a la patria, la levanta el fiscal Gerardo Pollicita. Cae en el juzgado del juez Rafecas, que casi sin tiempo de leer la susodicha denuncia, la desestima. Pollecita apela. Cae en el fiscal general Germán Moldes. Timerman pide la recusación de Moldes. La Sala I de la Cámara Federal rechaza el pedido de recusación del fiscal general Moldes. Habrá que esperar. Mientras, cada vez que se lo nombra a Nisman, ya sean integrantes y adláteres del gobierno y/ o la prensa paga por el mismo, se lo ensucia a Nisman de todas las formas posibles. De fiestero a homosexual, esto último es tan desubicado en un país que permite el casamiento de personas del mismo sexo, que no se entiende cómo el INADI no le llama la atención a los que lo insinuaron como insulto, por ejemplo, la presidente. Si se quedaba con dinero de la fiscalía, si la cuenta en el exterior, si Lagomarsino, si…si… y así hasta donde alcance la imaginación. Si no fue un asesinato en el que tuvieron que ver los servicios (enfrentados por decisión presidencial), por lo tanto indirectamente es responsabilidad del ejecutivo, y si fue un agente extranjero, un iraní, también por efecto transitivo, es responsable el gobierno que no lo cuidó a Nisman, o miró para otro lado. De no ser así, si el ejecutivo aunque sea a distancia y sin ordenarlo, no tiene nada que ver con la muerte del fiscal, ¿para qué tanto trabajo en ocultar un hecho del que no son responsables de ninguna manera? El gobierno no pasa por su mejor momento y ya está de salida, no tiene sentido ocultar algo de lo que no es responsable. Tendría que haberse puesto a la cabeza de la investigación. No lo hizo. Es más, lo interfiere. Por algo será. Y nosotros los ciudadanos, lo único que podemos hacer, pero eso debemos hacerlo, es no olvidar. Si olvidamos a Nisman, si lo abandonamos en ese agujero negro donde se esconden los crímenes irresueltos, demasiados en Argentina, lo estaremos enterrando una vez más. Impunemente. Decía *Vicente Blasco Ibañez que””Tenemos dos fuerzas que nos ayudan a vivir: olvido y esperanza”. Es cierto, pero a veces, como con el caso Nisman, el olvido atenta contra la esperanza de un país mejor. Un país con justicia. *Vicente Blasco Ibañez, español, escritor y político, 1867-1927.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad


Photobucket

Publicidad

 photo Laura-web_zps5b8a06ee.gif

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Publicidad

 photo Estudio-juridico-puricelli-pinel450x100_zpsdea8ab8a.gif
CCFVLS
+++++
+++++

Enlacenos

****************
****************

Noticias, opinion y actualidad

Entidades - Asociaciones - ONG - Partidos Políticos


Arte - Cultura - Educación - Formación - Historia - Cine – Series

Entretenimiento - Humor - Juegos

Empresas - Servicios - Tecnología - Mujer - Moda – Belleza

Seguidores