Inicio * FAQ * Enlacemonos * Radio Colonia Online * Radio El Mundo Online *


¿Quousque tandem abutere, Cristina Kirchner, patientia nostra? ¿Quam diu etiam furor iste tuus nos eludet? ¿Quem ad finem sese effrenata iactabit audacia?


EL PUEBLO QUIERE SABER: Todos los días se descubren nuevos actos de latrocinio y corrupción del kirchnerismo. ¿Cuánto le costará al país los desmadres del KIRCHNERATO?

viernes, 29 de junio de 2012

INESTABLE

UNA SITUACIÓN INESTABLE Por Carlos Manuel Acuña Lejos de convertirse en un claro catalizador de la situación política, la importante concentración en la Plaza de Mayo convocada hace unas horas por el secretario general de la CGT, el camionero Hugo Moyano, sí logró introducir un nuevo factor referencial en el complicado escenario que ofrece el futuro del país en todos los terrenos. Precisamente, esto último es lo que contribuye a los interrogantes acerca de lo que sucederá de aquí en adelante, a lo que debe agregarse lo que venimos sosteniendo desde tiempo atrás: el kirchnerismo no abandonará el poder suceda lo que suceda. Bién lo sabe la presidente Cristina y los principales funcionarios que la rodean y por eso cabe esperar cualquier clase de acontecimientos derivados de esa intención que podrá o no transitar por lo legal o lo ilegal. Concurrentemente, la suerte del camionero aparece atada a otra gestión política, como es la del gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, a quien el poder central no le dio una solución definitiva a sus problemas financieros de corto plazo: un faltante de nada menos que de 1.000 millones de pesos. El reciente aporte de 1.500 millones de pesos es insuficiente y pone a su administración en un grave aprieto para poder pagar a los acreedores directos y sobre todo completar los sueldos y el aguinaldo del personal administrativo y funcionarios políticos. El componente socialmente alterador que posee ésta circunstancia no puede pasar inadvertido para nadie. La posibilidad de un desborde puede ser utilizado por la Casa Rosada como un instrumento institucional que aleje definitivamente las aspiraciones políticias de Scioli o, a la inversa, que las fortalezca dentro de una situación de gravedad inusitada pero de difícil vaticinio. Así están las cosas. En otra parte de esta edición aportamos elementos de juicio adicionales que incluyen los resultados de una encuesta que puede modificarse por cualquier imponderable o por la acción deliberada del "núcleo duro" del oficialismo, lo que constiuye un fiel reflejo de esa inestabilidad a la que nos referimos. Lo que sucede en Chubut con el grupo autidenominado "Los Dragones" es un ejemplo de lo que decimos. Llegaron a desarmar y desnudar a los gendarmes enviados para controlar los increíbles destrozos que realizaron en las oficinas y otros lugares neurálgicos de la petrolera que funciona en el cerro que lleva el mismo nombre de los activistas- Aunque nadie lo reconozca es tan sólo un paso más, una demostración del comienzo de una atmósfera parecida o preparatoria - lo que se prefiera - de un estado anárquico plagado de sorpresas ya ubicadas al margen de lo simplemente electoral que de todos modos se avecina en medio de estas dudas que crecerán con el correr de los días. Por otra parte, el estado mental de la presidente supera los rumores, se hace evidente y es motivo de severas y fundadas inquietudes compartidas con la reservas del caso, por ministros, secretarios y asesores, además de los integrantes del mundo diplomático extranjero que siempre se entera de estas intimidades. Entre ellas, además, las correspondientes a la viciosa enfermedad del heredero varón de los Kirchner, el urgente viaje a España de su hermana y de vicios similares que aquejan a determinadas figuras pertenecientes a los altos niveles de decisión de los "camporistas". Realmente, para enloquecer a cualquiera. Reiteramos que la incógnita es lo que reina, con el añadido de que Cristina W. Fernández puede dar pasos signados por lo inusual e incluso, por lo peligroso. Más aún, podemos utilizar el vocablo "inescrupuloso" si lo aplicamos a la falsa inauguración en la provincia de San Luis de una planta de chacinados de cerdos, organizada con la presencia presidencial en el mismo momento en que Moyano debía comenzar su discurso en la concentración. Cristina se dio el gusto de hacerlo esperar quince minutos gracias a la calculada operación de hablar por la cadena de radiodifusión y televisión para la aparente puesta en marcha de la fábrica de chorizos Magret. Esto suena - y con razón - a insólito pero lo incalificable es que según parece dichas instalaciones habían sido puestas en marcha el 7 de abril del año pasado, con la acotación de que la caída del consumo había determinado el despido del veinte por ciento del personal que alcanzaba al centenar de empleados de distintas categorías y especialidades. Si no fuera que a esta altura de los hechos nada alcanza para el asombro, cabría esperar alguna reacción o al menos una explicación acerca de que es lo que realmente significó esa ceremonia y si es cierto que lo sucedido con la compañía Yanketruz fue nada más que una parodia rayana en el infantilismo. Con anterioridad y gracias a la intervención de jerarquías eclesiásticas, Moyano había puesto en conocimiento de un grupo representativo de dirigentes - especialmente empresarios - de los alcances moderados de su estrategia, del contenido de su pensamiento y de cuales serían sus próximos pasos. La reserva de esta gestión impide el aporte de más datos, pero sí podemos afirmar que sobre la proximidad de las elecciones cegetistas, el gremialista deberá soportar un agudo y mayor proceso de desgaste. Esto se desarrollará - al menos así está previsto - a través de la justicia en función de las causas que tiene pendientes y de futuras denuncias, además de lo que podrían aportar sucesivas inspecciones de la AFIP en las obras sociales y otras medidas que sin duda, serán altamente conflictivas. De todos modos, la realidad de su verdadero significado les restará eficiencia, disminuirá su peso y ofrecerá flancos para una respuesta que incidirá más todavía en la aludida inestabilidad que posiblemente para ese entonces - es decir, para dentro de muy poco - admitiría otro calificativo. Paralelamente, el gobernador Scioli que estará abocado a "hacer pininos" para afrontar los agujeros financieros, amén de las protestas de todos los sectores seriamente afectados por la presión fiscal que deberá encarar para evitar que los conflictos lo superen, tendrá otro problema que afectará sus aspiraciones: la gestión por sumarlo al intendente de Tigre, el sonriente Sergio Massa, a la carrera gubernamental de Buenos Aires que tanto se adelantó. Con el apoyo del Intendente de Almirante Brown, Darío Giustozzi y del senador Anibal Fernández, esta corriente interna del oficialismo se sumará abiertamente al cambiante proceso. Esto sería así por la decisión de este sector kirchnerista que quiere mostrarse como más equilibrado pero que sobre todo, desea liquidar los esfuerzos del radicalizado vicegobernador Gabriel Mariotto quien con el respaldo de la red que formó La Cámpora, cree que un decidido giro hacia la izquierda le permitirá afirmarse políticamente. Por lo que se sabe, no dudará en hacer todos los esfuerzos posibles y entre ellos, tomar más medidas restrictivas contra los presos políticos y avanzar sobre los civiles que tuvieron alguna participación en el gobierno militar surgido el 24 de marzo de 1976. Más aún, con la ayuda de Horacio Verbitsky comenzó a ponerse la lupa sobre lo actuado durante el gobierno constitucional de María Estela Martínez de Perón - Isabelita - siempre en nombre de los "derechos humanos". De paso, se ampliaría el notable negocio alrededor de este asunto que engrosaría más todavía los bolsillos de muchos elegidos. Esto último ya está en marcha y si bien alegraría a Scioli por obvias razones, la existencia de tantas líneas con los consiguientes pases implicaría un mayor desorden que podría complicarle seriamente sus planes que, al menos por ahora, no contemplan la adopción de posiciones contundentes siempre tan esperadas y nunca concretadas. Pero lo que realmente importa en esta mezcolanza de apetencias, ideologismo, dificultades económicas, inseguridad creciente y agresiones cruzadas, es lo que realmente piensa Cristina y por consiguiente, a quienes apoyará y cual es realmente su objetivo tanto para gobernar (es una forma de decir) como para definirse ante unos comicios que parecen relativamente lejanos pero que podrían adelantarse .... o suspenderse por razones de excepción. Cualquier cosa sirve si facilita mantenerse en el poder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad


Photobucket

Publicidad

 photo Laura-web_zps5b8a06ee.gif

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Publicidad

 photo Estudio-juridico-puricelli-pinel450x100_zpsdea8ab8a.gif
CCFVLS
+++++
+++++

Enlacenos

****************
****************

Noticias, opinion y actualidad

Entidades - Asociaciones - ONG - Partidos Políticos


Arte - Cultura - Educación - Formación - Historia - Cine – Series

Entretenimiento - Humor - Juegos

Empresas - Servicios - Tecnología - Mujer - Moda – Belleza

Seguidores